• icono facebook
  • icono twitter
  • icono youtube
BUSCADOR DE NOTICIAS
Cuida de los alimentos en tus escapadas

Seguridad alimentaria.-

Llega el verano y con él llegan las altas temperaturas, por lo que debemos extremar las buenas prácticas a la hora de la manipulación de los alimentos que vayamos a consumir.

Pero este aumento de las temperaturas también es propicio para la proliferación/multiplicación de bacterias causantes de enfermedades transmitidas por los alimentos. A medida que los alimentos se calientan debido a las temperaturas del verano, las bacterias se multiplican rápidamente.

Para protegerte y también proteger a tus familiares y amigos contra enfermedades transmitidas por los alimentos durante los meses cálidos, es fundamental manipular los alimentos de forma segura al comer en lugares al aire libre (playa, montaña) o en el propio hogar. Intentaremos que conozcas unas sencillas indicaciones de seguridad alimentaria que le permitirán trasladar tus alimentos hacia el sitio de su consumo y prepararlos y servirlos de manera segura una vez que se haya instalado en el lugar.

  • Envase y transporte los alimentos de forma segura:
    1. Mantén refrigerados los alimentos fríos. Coloca la comida fría en una nevera portátil con hielo o con paquetes de gel congelado. Los alimentos fríos deben conservarse entre 4 y 5ºC o menos para evitar la proliferación de bacterias. Las carnes, de aves y de pescado se pueden envasar mientras están aún congeladas, para que permanezcan frías durante más tiempo (si vas a realizar una barbacoa).
    2. Organiza el contenido de las neveras portátiles. Considera la posibilidad de almacenar las bebidas en una nevera y los alimentos perecederos en otra. De esa manera, tanto las bebidas como los alimentos son independientes y los alimentos perecederos no quedarán expuestos a la temperatura elevadas.
    3. Mantén cerradas las neveras portátiles. Una vez que llegues al lugar, limita al mínimo posible la cantidad de veces que se abra cada nevera. Esto ayudará a que el contenido se conserve frío por un período de tiempo mayor.
    4. Evita la contaminación de unos alimentos con otros. Asegúrate de mantener bien cerrados los paquetes de carnes, de aves y de pescado. Así evitarás que sus jugos contaminen alimentos preparados / cocidos o alimentos que se comen crudos, tales como frutas y vegetales.
    5. Limpia sus frutas y verduras. Enjuaga las frutas y las verduras frescos bajo agua corriente del grifo antes de guardarlos en la nevera, incluso aquellos que tienen cáscara y corteza no comestibles. Seca las frutas y verduras con un paño de cocina limpio o con toallas de papel.

 

  • Cómo servir comida al aire libre: MANTÉNLA FRÍA / CALIENTE

Es fundamental mantener los alimentos a las temperaturas adecuadas (en casa y al aire libre) para evitar el proliferación de bacterias alimentarias. La clave consiste en nunca dejar que sus alimentos permanezcan en la “zona de peligro”, entre 5 °C y 65 °C, durante más de dos horas, o una hora si la temperatura al aire libre es superior a los 30-35 °C. En esa “zona”, las bacterias de los alimentos pueden multiplicarse rápidamente y provocar enfermedades transmitidas por los alimentos.

Sigue estas sencillas reglas para mantener fríos los alimentos fríos y calientes los alimentos calientes.

 

ALIMENTOS FRÍOS

  • Los alimentos fresco/perecederos fríos deben mantenerse en la nevera portátil entre 4 y 5ºC o menos hasta el momento de servirlos.
  • Una vez servidos, no deberían permanecer fuera de la nevera durante más de dos horas, o una hora si la temperatura exterior es más de 30-35 °C. Si esto sucede es aconsejable, desecharlos.
  • Las comidas tales como ensaladillas, ensalada de pollo y postres en platos individuales pueden colocarse directamente sobre hielo, o en un recipiente poco profundo dentro de una fuente más profunda llena de hielo. Elimina el agua a medida que el hielo se descongele, y reemplázala con frecuencia. De esta forma mantendremos el frío durante más tiempo.

 

ALIMENTOS CALIENTES

  • Los alimentos calientes deben conservarse calientes, a 65 °C o una temperatura superior.
  • Envásalos bien y colócalos en un recipiente hermético hasta servirlos.
  • Los alimentos calientes no deben permanecer fuera de sus envases durante más de dos horas, o una hora si hay temperaturas de más de 30-35 °C. Si quedan afuera durante más tiempo, es aconsejable, desecharlos.

 

Recuerda; todos pueden manipular la comida de manera segura si siguen estos cuatro pasos simples:

  1. Limpiar
  2. Separar los productos cocinados o listos para comer de los alimentos crudos, para evitar los cruces de contaminación
  3. Cocinar adecuadamente cada alimento y no dejarlos crudos
  4. Enfriar
El Super del Barrio